WhatsApp a la amiga que quisiera tener

Amanecí con una sensación de vacío en el pecho.
Me tomé una pastilla y mejoró un poco.
Lo siento si te despierto, nuevamente, pero no tenía a quien recurrir.
Hoy me duele más que otros días, lo extraño, o no sé si lo extraño y es un sentimiento de soledad general.
Gracias por no ser parte de ello, eres la única a quien puedo recurrir.
Gracias por leerme y escuchar mis audios eternos hasta el final.
Te prometo que esto solo es temporal, y pronto (espero), estaré mejor y volveré a estar para ti también.
Tengo muchas ganas de ir a comer esas papas con ese mojito que tanto nos gusta.
Yo invito, te lo mereces.
Últimamente has sido súper conmigo, sé que soy adulta y nadie es responsable de mí, pero contigo aprendí que aceptar la ayuda no nos haces débiles, al contrario, contigo me siento más fuerte.
Sabía que saldría adelante el día que me acompañaste a comprar las pastillas y cuando me enviaste datos de psicólogo, no sabes cuánto me sirvió.
Por lo pronto, te tinca venir a mi casa? Puedo pedir una pizza o sushi, ahí vemos.

[La amiga que personas con inestabilidad quisieramos tener, el mensaje que quisieramos enviar.]

Sígueme en Instagram @enazulynegro

Anuncio publicitario

Fuerza de voluntad

La hoja seca que se cruza
y quiero pisar.
El trozo de chocolate
viéndome del refri.
La última canción pegajoza
que ya quiero tararear.
Así me estoy aguantando de llamarte.

Sígueme en Instagram @enazulynegro

martes 25 de agosto 2020

Ansiedad

«Imagino lo que no ha pasado,
recuerdo lo que ya pasó,
el presente es mi amigo,
pero mi mente lo ignoró.»

En tiempos de encierro y distanciamiento social, una de las cosas que más me ha costado es mantener una salud mental. El estar más en casa me encanta, pero trajo sus consecuencias; el pensar, pensar, pensar… Uno de los libros que me ayudó es «El poder del ahora» y además de volver a citas con psicóloga. ¿Y a ustedes también les afectaron psicológicamente estos tiempos?

MEJOR CALLAR

Ruego que mis deseos no sean palabras,
por eso te beso pa’ largo,
ruego que mis miedos no se desnuden,
por eso me visto rápido.

Así mis deseos que nunca fueron letras,
se quedarán tatuados en tu boca.
Y mis miedos que nunca se desvistieron,
qué bueno que nunca te los dije.

Letras y bohemia

Extraño leer versos en el baño de un bar,
extraño ver bailar el humo del cigarro,
extraño tomar alcohol con agua,
porque a cierta hora es un elixir.
Tengo unas ganas de vomitar mis más recónditos miedos con un desconocido,
tengo unas ganas de hacer algo que luego se vuelva anécdota,
tengo unas ganas de perrear hasta que piensen que no sé de versos ni metáforas bonitas.

Cuando vuelva a salir de fiesta, me emborracharé con una pura cerveza y me enamoraré con un puro beso.

Efecto post cuarentena no cuenta.

De: Mí / Para: Ambos

Voy a buscar todas las cartas que me han dado, y las devolveré a sus mismos remitentes.
A ver si al leer lo que escribieron vuelven a sentir lo mismo,
o tal vez me devuelvan mis cartas, y así ambos recuperamos nuestros sentimientos.
Me parece justo.